Archive for enero, 2013

Perfume, desodorante y colonia

Perfume por más tiempo

Las pieles grasientas retienen el perfume más tiempo que las secas. Por eso, si te aplicas una capa fina de vaselina antes del perfume, mantendrás su olor sobre la piel durante más tiempo.

Si notas que el perfume se evapora enseguida de tu piel, para que perdure más tiempo y deje rastro por donde pasas, pulveriza sobre el cabello unas gotas de tu fragancia diluidas en agua. El cabello, al absorber mejor los olores, te ayudará a difundir el aroma.

 

Perfume propioperfume casero

Llena un vaso pequeño con agua de lluvia, pon unas gotitas de limón y otras del perfume o la colonia que acostumbras a utilizar, añádelo dos o tres pétalos de rosa y listo.

 

Desodorante casero

Si tu desodorante habitual se ha acabado, mezcla polvos de talco y bicarbonato a partes iguales y, con un algodón, aplícatelo a las axilas. Además de hacer de desodorante, no irrita la piel y la deja muy fina.

Otra manera de tener un desodorante casero es friccionar las axilas con una gasa empapada con vinagre de manzana. Esta loción no produce irritaciones a la piel.

 

Un desodorante muy personal

Prepara un aroma especial y de lo más personal para utilizarlo como desodorante corporal. Primero, busca una botellita o un envase de vidrio que cierre bien, pon 10 g de extracto de avellano, 10 g de nuez, 50 de agua de rosas, 50 de lavanda y 50 de romero. Mézclalo bien, déjalo un par de días y pruébalo.

Un cuerpo esbelto, lucha contra la celulitis

Lociones anticelulíticas

Mezcla dos tazas de café (no descafeinado) con medio frasco de aceite corporal del qué utilizas después de la ducha. Cuando salgas del baño y con la piel todavía húmeda, sacúdelo enérgicamente y aplícatelo cómo haces siempre con el aceite. Aunque no te lo creas, la cafeína hará que todo tu cuerpo esté todavía más firme y libre de celulitis.

Con 6 cucharadas de aceite de coco y 2 cucharadas de aceite de limón, más 1 de zumo de pomelo, se puede conseguir una mezcla que se aplica como un masaje para actuar directamente sobre la celulitis.

Prepara una mezcla de medio vaso de zumo de pomelo natural, media taza de aceite de maíz y dos cucharadas de timón (o tomillo) seco triturado. Tendrás que hacerte un masaje sobre la zona con celulitis con esta mezcla por la mañana y por la noche, y ser muy constante.

Los beneficios del agua

Bebe unos 2 litros de agua mineral diarios y sustituye las bebidas a base de zumos y azúcar por un buen vaso de agua. Hará trabajar mejor los riñones y no almacenarás grasa en el cuerpo.

El agua y los baños de mar combaten la celulitis al romper el desequilibrio orgánico que supone el exceso de grasa subcutánea. Pero es necesario hacerlo habitualmente, no sólo durante unas semanas.

Sin barriga

Quien no ha soñado alguna vez con lucir un abdomen completamente plano? Toma nota: los hombros caídos y la espalda encorvada favorecen el bombeo del vientre. Evita las legumbres, la col y la cebolla, puesto que provocan gases y toma duchas escocesas para fortalecer la musculatura.

Si quieres tener el abdomen plano, haz todos los días abdominales (unos 300 serían los adecuados), pero no te tienes que matar, sino ser constante. Después, no te olvides de tomar en ayunas y por la noche, un vaso de agua caliente con avena (espesa, unas 4 cucharadas). Al comienzo no te gustará demasiado, pero después será como tomar cereales. Cuando hagas ejercicio, ponte unas bolsas de plástico. Verás como sudas en esta parte del cuerpo y sólo en una semana bajarás de talla.

También puedes hacer duchas escocesas, alternando agua caliente y fría. Son el mejor que hay para reducir el abdomen, sobre todo si van acompañadas de un masaje circular durante la ducha.

Exprime el zumo de dos tajadas de melón y una manzana (o una naranja). Rózate la mezcla por el vientre una vez al día y déjalo reponer 20 minutos. Enjuágalo con agua tibia y seas constante. Conseguirás un vientre plano.

lucha contra la celulitisEvita lesiones

Porque el ejercicio no te pase factura, tengas en cuenta los consejos siguientes: tienes que estirar y calentar antes de empezar; además, ingiere alimentos ricos en potasio, como los plátanos, los dátiles, pasas o higos para mantener los niveles adecuados en tu organismo.

Baños de hiedra

Son muy buenos para endurecer las zonas afectadas. Además, favorecen la circulación, por lo cual evitan que se acumulen más toxinas. Basta con hacer una infusión con 4 cucharadas de hojas de hiedra secas durante 15 minutos y añadirla al agua del baño.

Endurece tus glúteos

Para empezar, tendrás que subir el equivalente a 20 pisos al día. No te olvides de hacer unos ejercicios antes y después para no tener agujetas el día siguiente. Haz esto, como mínimo, dos golpes por semana, y procura ser constante; sino, no te servirá de nada.

Recupérate de los excesos

Un buen truco de belleza para quemar grasa después de unos días de comidas abundantes y exagerados, es mezclar una loncha de piña con medio pepino y un poco de zumo de limón. El sabor no será lo más agradable pero da muchos bonos resultados. Si además, quieres marcar el vientre, coloca hielo en toda la zona.

También puedes tomarte cada mañana, en ayunas, un zumo de pomelo. Te ayudará a quemar la grasa ingerida el día anterior y favorecerás la eliminación de líquidos.

Suaviza las estrías

Las estrías se producen por una “rotura” de la piel y son una auténtica molestia para muchas mujeres. Pero se pueden atenuar con métodos naturales: el aceite de almendras aplicado después de la ducha, el aceite de rosal mesquer utilizado una vez al día (antes de irte a dormir) o el hielo de aloe vera son algunos de los métodos más eficaces.

Disimula las caderas

Puedes elegir entre:

-Faldas de vuelo o con la cintura muy marcada, que empiezan el vuelo justo a la altura del comienzo de la pierna.

-Vestidos como los de los años 20, bombeados hasta las caderas y con una falda no muy larga justo a partir de este punto.

-Las blusas hippy con texanos y cinturón bajo.

-Un poco de talón siempre te irá bien porque tus piernas parezcan mucho más largas.

Controla tu hambre

Hay ratos en que parece que te coja un ataque de hambre y te querrías comer cualquier cosa. Ante estas situaciones, procura beber agua mineral, bebidas sin gas o refrescos que sean bajos en calorías. Intenta comer alimentos que te llenen enseguida, como los espárragos, el tomate, las setas, y frutas como las fresas y el melón. También llenan los productos ricos en fibra.

Tejanos que te favorecen

Si tienes las piernas gordas, te quedarán mejor los texanos ajustados a las caderas, pero que no te apreten excesivamente; la pierna tiene que estar suelta, porque te dará forma y te estilizará al mismo tiempo. Si es posible, elige un top con un poco de volumen y no muy prieto y ponte unos zapatos de talón.

Sí a la piña

Tienes que convertir esta fruta en tu aliada, puesto que te ayudará a eliminar grasas y drena en profundidad. Puedes tomarla al natural (fresca o en lata), en zumo o en cápsulas de fitoterapia.

Adelgázate de una manera sana

Pone a hervir una cebolla en dos vasos de agua y déjalo al fuego hasta que el líquido quede reducido a la mitad. Después, tendrá que reponer toda la noche y tómatelo el día siguiente mezclado con zumo de limón luego que te quites.

Evita comer entre horas

Si comemos entre horas hacemos que la grasa que puede contener nuestro cuerpo aumente, por ello nuestras piernas se inflamarán y padeceremos de celulitis con más facilidad. Por ello hay que buscar saciantes que nos eviten comer entre horas. Un buen saciante son las semillas de chia, las cuales al comerlas, se convierten en gel en nuestro estómago y hacen que no tengamos hambre durante horas.

Bebidas contra la celulitis

Una infusión en base de conos de lúpulo aromatitzada con un poco de menta, y una decocción de romero en polvo (50 g en dos vasos de agua) son dos bebidas que te ayudarán a adelgazarte. Tienes que beber dos vasos fuera de las comidas.

También puedes mezclar una cucharilla de tomillo, una de albahaca y una de menta en una *tetera. Aboca agua hirviendo, tápalo y déjalo en infusión durante 3 o 4 minutos. Cuélalo y sírvelo.

El refresco que mata la hambre

Ingredientes: el zumo de una lima o de medio limón, unas hojas de menta, un vaso de agua con gas, cubitos de hielo, edulcorante artificial, azúcar o miel.

Preparación: aboca el zumo, la menta y el edulcorante en el vaso de una bateadora y tritura-lo. Pásalo a una copa, añádelo los cubitos, el agua y remuévelo todo.

Tratamiento: bebe el refresco a diario, a media mañana o a media tarde.

Sabías que…: la vitamina C de este refresco activa la formación de colagen, retrasando el envejecimiento de la piel.

Consejos contra la obesidad

-Come de todo pero poco.

-Haz 5 comidas al día.

-El aceite se tiene que usar para aliñar, no para regar. Tienes que consumir un máximo de 3 cucharadas de aceite de oliva al día.

-Mejor una ensalada que una pizza.

-Pocos dulces y muchas legumbres y cereales.

La uva negra quema las grasas que sobran

La uva negra contiene una sustancia llamada resveratrol que evita la oxidación del colesterol LDL, asociada también con la pérdida de peso, puesto que ayuda a ir reduciendo de manera natural las adipositados localizadas, en definitiva, la grasa que se acumula en determinadas zonas de nuestro cuerpo y que no nos gusta. Cuando lo pongas en práctica y comas uva negra, recuerda que lo tienes que hacer con la piel y las semillas.

Adelgázate con alga fucus

Los comprimidos de alga fucus son ricos en una clase de fibra que aumenta la sensación de saciedad. Evítalos en casos de trastornos de tiroides y nerviosismo.