Archive for abril, 2013

Alargamiento de huesos para ganar altura

Muchas personas sufren de enfermedades óseas o pequeñas malformaciones que hacen que tengan una de sus extremidades de diferente tamaño que la otra (sobretodo en las piernas) y la única solución factible es el alargamiento de huesos. Para intentar solucionar este problema se recurre a una dolorosa cirugía en la que se intenta alargar la longitud del hueso para poder equilibrar ambas piernas.

Sin embargo, esta traumática y complicada operación es motivo de alegría para muchas personas obsesionadas con su altura, al igual que las personas obsesionadas con su peso optan por una cirugía para la obesidad. En países como Rusia o China esta operación es vista como un tratamiento de estética que permite ganar altura y hacerles más atractivos.

Fue en el 2001 cuando la alarma social sonó acerca de este tema, ya que un documental televisivo mostraba como jóvenes asiáticas estaban eufóricas por someterse a tal operación.

Alargamiento de huesos para ganar altura

Y es que no se trata de un aumento de pecho o un simple retoque con cirugía estética, sino que hay que modificar algunos de los huesos de la paciente, introduciendo elementos externos como tornillos y barras metálicas.

El proceso se inicia separando en dos el hueso o huesos a alargar, seguidamente se introducen unos clavos y unas placas metálicas que soportan ambas partes del hueso, el cual crecerá de nuevo con el paso de bastante tiempo rellenando el espacio que ha quedado por la rotura.

A simple vista parece un método algo escalofriante y al que muchos nos negaríamos (a no ser que sea por nuestra propia salud). Sin embargo, ver el proceso y el tiempo de recuperación de las personas que se lo hacen es todavía más duro.

No solamente se trata de tener un elemento extraño a nuestro cuerpo, sino que durante mucho tiempo (años incluso), la persona no podrá apenas caminar ni hacer una vida normal y es que, para alguien que tiene problemas de movilidad esta operación puede ser una luz verde en su camino, pero para una adolescente en pleno crecimiento, acostumbrada a moverse, puede ser la peor decisión de su vida.

El problema, sin duda, no está solo en las personas que deciden realizarse esta operación simplemente por ganar en altura y belleza estética (algunas piden crecer hasta 15cm), sino en que haya profesionales médicos que se presten a hacer tal atrocidad en personas que no lo necesitan, pudiendo de esta forma arruinarles la vida a cambio de un suculento incremento económico de su cuenta.

Formas de depilación

Se acerca el buen tiempo y en breve querremos lucir pierna y ponernos en bañador y bikini en playas y piscinas. A pesar que la depilación es una práctica que se suele hacer durante todo el año, es para la época estival para cuando queremos estar perfectas y sin ningún pelo a la vista en algunas zonas de nuestro cuerpo (hay que decir que cada vez hay más hombres que prefieren estar depilados por cuestión de comodidad, limpieza o estética).

Si estamos indecisos y no sabemos con que método eliminar ese incómodo y antiestético vello de nuestras axilas, ingles o piernas, podemos escoger entre varias opciones:

- Depilación con cuchilla: Es sin duda la forma más rápida y económica. Existen muchos falsos mitos acerca de esta práctica (como que el pelo sale más fuerte y oscuro, que daña la piel, etc.). Una cuchilla de afeitar siempre es útil en nuestro baño y nos puede sacar de un apuro en tan solo dos minutos. Además, cada vez saacan modelos más sofisticados y delicados, con la cual cosa es muy difícil que suframos un corte o necesitemos de mucha espuma para quitar el vello.

Formas de depilación

- Depilación con crema: Consiste en aplicarse una crema depilatoria sobre la piel y retirarla con una espátula especial. Suelen ser productos algo más caros que las cuchillas y muchas veces necesitamos más de una pasada para eliminar el vello.

- Depilación con cera: Hasta hace pocos años, era la reina de este mundo. Con un simple tirón nos olvidábamos del vello por un tiempo (la podemos aplicar en un centro de estética o en casa). Sin embargo, al contrario que los dos anteriores, es una opción algo dolorosa y cara.

- Fotodepilación: Este moderno método cada vez tiene más variantes (láser, luz pulsada y radiofrecuencia, por ejemplo). Es el más caro (además de ser sofisticado requiere que acudamos a un centro de estética) pero a la vez más duradero. A través de la luz y el calor elimina el bulbo del vello, provocando que éste desaparezca.

Gracias a estas opciones, no hay inconvenientes ni excusas para que nos deshagamos del vello sobrante en determinadas zonas de nuestro cuerpo, y es que, tengamos un nivel adquisitivo mayor o menor, todos podemos gastarnos 2 euros en una cuchilla para depilar.

Aceite para masajes

A la mayoría de las personas nos gusta que nos acaricien y nos hagan masajes relajantes (muchas veces nos los tenemos que dar por salud más que por placer).

Aunque un buen masaje se agradece, se haga de la manera que se haga (tumbado, sentado, con crema hidratante, etc.), el uso de un buen aceite puede hacer que nos relajemos aún más y nos evadamos del mundo por un rato.

Para conseguir un buen aceite de masaje solo tenemos que acercarnos a nuestro centro de estética o a tiendas especializadas en velas, inciensos y aceites, por ejemplo.

Aceite para masajes

Proponemos un pequeño listado con algunos de los aceites que pueden hacer que un masaje sea todo un acontecimiento para nuestro cuerpo:

- Aceite de almendras dulces: Dota de elasticidad a nuestra piel, permitiendo que ésta sea más manejable a la hora de masajearla.

- Aceite de germen de trigo: Proporciona vitamina E a nuestra piel, ayudándola a retrasar su envejecimiento y sequedad.

- Aceite de manteca de Karité: Nos ayuda a relajarnos mientras hidrata nuestra piel y ayuda a que ésta no se estríe con los cambios de peso.

- Aceite de eucalipto: Su agradable olor hará que, además de tener una piel más suave, olamos muy bien y nos relajemos.

- Aceites sensuales: Suelen estar compuestos por elementos afrodisíacos como las fresas o la papaya, lo que hace que además de relajarnos nos podamos excitar sexualmente. Un masaje erotico en Barcelona puede ser muy placentero.

Tipos de aceites de masaje hay muchos y depende de la piel de la persona y de sus necesidades habrá que escoger entre unos u otros (los precios pueden variar dependiendo del tipo de producto que compremos y del lugar donde lo hagamos).

Hay que tener cuidado con el comercio a donde acudimos, ya que no es lo mismo ir a un centro de estética donde se venden productos profesionales que comprar un bote de aceite milagroso en un puesto de venta ambulante.

Hay que decir, además, que aunque un aceite puede ayudar a realizar un masaje relajante, hay que saber tocar a la otra persona, ya que un simple movimiento puede dañar a la otra persona, provocándole un dolor pasajero o incluso una lesión a tratar durante bastante tiempo.

Adictas al cambio

Hay personas a las que les gusta cambiar constantemente de look, consiguiendo destacar y que nos fijemos en ellas.

Aunque las mujeres suelen ser la mayoría adictas al cambio, cada vez son más los hombres que, además de cuidarse y utilizar productos de belleza y estética, optan por cortar su pelo, rizarlo, llevarlo con cresta o teñirlo.

Son muchas las mujeres que hacen que su cabello tenga un color y una forma distinta cada pocos meses, lo que provoca, además de un gasto considerable en peluquerías, un ataque a su cuero cabelludo (aunque utilicemos buenos productos, el cabello sufre por los cambios de color, temperatura y forma).

adictas al cambio

De este modo, hay personas que durante el mes de enero llevan el pelo liso y de color rojo, al mes siguiente de negro y cortado a media melena, y al otro de rubio platino, con flequillo y extensiones hasta la cintura.

Esto puede provocar que el cabello se debilite, pierda fuerza y brillo y las puntas se abran. Por tanto, es necesario que cada vez que decidamos hacer un cambio nos pongamos en manos de profesionales de la estética y utilicemos productos de calidad.

Además del cabello, estas personas también son propensas a cambiar de estilo de maquillaje (unos días utilizan tonos naturales y otros colores flúor, por ejemplo), tamaño de sus pestañas, pintalabios e incluso retoques de cirugía estética.

De esta forma, consiguen ser, físicamente, personas distintas en poco tiempo, habiendo mujeres que además, son adictas al cambio de look en cuanto a vestimenta se refiere (durante unas semanas visten elegantes y al cambio de quincena prefieren llevar prendas holgadas y masculinas).

A pesar de que estos cambios pueden afectar a nuestra piel, cabello y monedero, la variación que más daño nos puede hacer es el cambio de peso, ya que son muchas las personas que no mantienen una talla, sino que engordan y adelgazan muchos kilos de forma rápida y sin ningún tipo de control (en gente anónima puede darse a causa de estrés o depresiones, mientras que en personajes públicos puede ser, también, que lo hagan por conseguir publicidad y captar la mirada del público). Hay quienes optan por una cirugía bariátrica para hacerse una reducción de estómago para mantener la linia.

Es importante saber que un cambio de look de vez en cuando nos puede ayudar a nivel de autoestima, fortalecer nuestro cabello y hacernos estar mejor. Sin embargo, hay que tener cuidado con los cambios drásticos, ya que entonces, ningún tratamiento de belleza o estética nos podrá ayudar.

Como dejarnos mimar: un día dedicado a la estética

A menudo, a causa del estrés laboral, la rutina, la falta de tiempo o los esfuerzos físicos, por ejemplo, acumulamos tensión en nuestra espalda y cuello. Sin embargo, éstos no son los únicos problemas que podemos tener, ya que si no nos cuidamos a diario, nuestra piel se puede resecar, nuestro pelo perder su brillo y sus puntas perfectas, y nuestras manos envejecer a marchas forzadas. Es entonces cuando necesitamos un buen tratamiento de estética y relax.

Podemos, por un día, olvidarnos de todos los problemas y ocuparnos de mimarnos a nosotras mismas, empezando, por ejemplo, con una buena sesión de masaje.

 Tratamientos-intensivos-de-belleza

Podemos escoger entre múltiples variantes (masaje relajante, descontracturante, drenante, podal, etc.) Seguro que después de una hora tumbadas en una cómoda camilla, y disfrutando de unas buenas friegas, perdemos parte de la tensión que tenemos acumulada.

El siguiente paso es cuidar nuestro cabello, por lo cual podemos aplicarnos un tratamiento para hidratarlo o hacernos un cambio radical, cortándolo de forma distinta y dándole algo de color. Si no sabemos que es lo que queremos, lo mejor es dejar a las profesionales del centro de estética donde estamos que nos aconsejen y ayuden a elegir que nos puede sentar mejor. Mientras tanto, podemos mirar de comprobar si nuestras cejas están bien alineadas y si su forma y espesura son las más adecuadas para nuestro rostro.

Mientras disfrutamos de esta sesión de peluquería, podemos aprovechar y realizarnos la manicura y la pedicura. Para muchas mujeres, la estética de las manos es muy importante y en poco rato podremos disfrutar de unas uñas originales, elegantes, etc.

Para acabar con nuestro día, podemos hacernos un tratamiento de estética facial, como es, por ejemplo, una limpieza de cutis. De esta forma eliminaremos impurezas e hidrataremos de forma adecuada nuestra piel.

Seguro que después de este día, en el que nos hemos olvidado de teléfonos, tareas del hogar y de oficina, y nos hemos dedicado única y exclusivamente a nuestro cuidado, nos sentimos mas atractivas y descansadas, y es que, a un módico precio, la estética nos puede ayudar a nivel físico y psicológico.