Archive for septiembre, 2013

Perfumes naturales

¿A quién no le gusta dejar una exquisita fragancia en el aire cuando va caminando? No solo es sensual, dependiendo el aroma por supuesto, sino que es muy elegante y cuanto más natural sea el producto mejor. Tanto para nuestras pieles, por nuestras carteras y por el aroma fresco que desprenden.

Perfumes naturales

Por ello a continuación le escribiré un par de recetas para que puedan hacer sus propios perfumes naturales.

En principio, os recomiendo que tengan todos los productos en algún mueble como las mesas auxiliares o estanterías, cualquier lugar en el que puedas tener todos los elementos juntos y a la mano. Hacer un perfume es un proceso muy simple, pues son sustancias naturales que se deben mezclar con aceites esenciales o alcohol, dependiendo el caso. Además, puedes sacar a la artista que todas llevamos dentro y crear tus propias fragancias. Definitivamente tu aroma será único. Quién te dice que quizás tengas tanto éxito que te lo terminen comprando las vecinas.

Perfume casero de vainilla con jengibre.

Pon en una vasija tres o cuatro gotas de extracto natural de vainilla, un par de gotas de aceite de almendras y dos cucharadas soperas de agua, tres tazas de alcohol y una cucharadita de jengibre. Déjalos estar un par de días y cuélalo para eliminar el jengibre.

Perfume casero de manzana

Coloca en un frasco de vidrio tres partes de alcohol etílico y unas gotas de la esencia de manzana. Luego de mezclar bien, le agregas una parte de agua destilada. Después, se deja en un lugar oscuro y sin humedad durante dos semanas, para que repose. Pasado dicho tiempo, se vierte en un frasco de perfume y listo!!

Perfume de melocotón

Coloca en un frasco de vidrio tres tazas de alcohol o vodka y le agregas medio melocotón cortado en rodajas durante un día. Posteriormente, cuélalo para eliminar las rodajas de melocotón. Luego, le añades dos gotas de aceite esencial de canela y un cuarto de cucharadita de aceite de almendras dulces. Esta mezcla la puedes poner en un frasco de perfume es decir, que tenga atomizador.

Como habrás visto es muy fácil hacer tu propio perfume y muy económico, solo es cuestión de atreverse a incursionar en un mundo de aromas aún por descubrir.

Cómo decir adiós a la piel de naranja

Ocho de cada diez mujeres sufren la tan temida celulitis. Los factores que la provocan son muy diversos. La predisposición genética, el estrés, la mala alimentación, el consumo de alcohol y de tabaco o la vida sedentaria son algunas de las causas más comunes.

Piel de naranja

Aún así, se puede prevenir y tratar adecuadamente si tenemos en cuenta las siguientes recomendaciones.

Puesto que la celulitis tiene como origen un estilo de vida poco saludable, es aconsejable tener una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico regularmente y, también, recurrir a tratamientos corporales específicos como el uso habitual de una crema anti-celulitis.

La hidratación juega un papel fundamental, por eso es importante beber al día al menos dos litros de agua. Lo más recomendable es que sea entre las comidas para eliminar toxinas.

En cuanto a nuestros hábitos alimenticios, es recomendable reducir el consumo de sal y de todos los productos ricos en sodio, como salsas, caldo elaborado o productos en conserva así como evitar los fritos y alimentos muy salados como embutidos o quesos fermentados. La sal es uno de los enemigos de la celulitis ya que no permite el correcto intercambio de líquidos entre las células y el exterior. Por otro lado, hay que consumir una gran cantidad de verdura ya que, es rica en vitaminas y antioxidantes.

Además de la alimentación y el ejercicio diario, una crema específica para reafirmar la piel puede ayudarnos a mejorar las marcas y a proteger la piel de la pérdida de elasticidad. NIVEA cuenta con una gama específica, NIVEA Cuidado Corporal Q10Plus, de uso diario y con una variedad de productos como el Body Milk Reafirmante, la Loción Reafirmante, el Reafirmante – Remodelador y la Crema de Manos Q10.

La gran novedad de esta línea de productos es el Gel Crema Good-Bye Celulitis, que reduce visiblemente la piel de naranja, llegando a funcionar incluso hasta sin masaje gracias a la L-Caritina, la sustancia que interviene en el proceso de transformación de la grasa en energía. Todos estos productos están, como siempre, dermatológicamente testados.

Trastorno dismórfico corporal

El trastorno dismórfico corporal es una alteración mental que provoca que personas insatisfechas con alguna parte de su físico lleguen a obsesionarse y a distorsionar la realidad.

A todos nos gusta sentirnos atractivos y es normal que no estemos a gusto con alguna parte de nuestro cuerpo (pensamos que tenemos las orejas demasiado abiertas, o que debemos perder un par de kilos, por ejemplo). Sin embargo, las personas que sufren este tipo de trastorno no solo se acomplejan con un pequeño “defecto físico” (que muchas veces ni existe), sino que se pueden volver introvertidas, depresivas, perder su autoestima y padecer de ansiedad.

Muchas de las personas que padecen Dismorfobia creen que mejorarán sus defectos a través de la cirugía estética, sometiéndose por tanto a multitud de operaciones y retoques que permitan mejorar esa zona de su cuerpo que tanto odian. Sin embargo, al tratarse de un trastorno mental, por muy bien que haya quedado el resultado seguirán creyendo que no son atractivas y querrán volver a operarse de nuevo.

Hay muchos factores que pueden influir en esta enfermedad (poca autoestima, estar rodeados de personas que creemos perfectas a nivel estético, pensar que nos van a rechazar por nuestro físico, etc.).

Trastorno dismórfico corporal

Es importante saber que este trastorno puede aparecer o agravarse en la infancia y adolescencia, cuando los niños y jóvenes pueden ser más crueles con el físico de los demás sin saber que pueden provocar grandes problemas en la persona que lo sufre.

Al tratarse de una enfermedad en la que se distorsiona la realidad, la mejor opción para tratarse no es realizando tratamientos de estética, ya que el enfermo nunca quedará satisfecho con el resultado. Lo más recomendable es asistir a grupos de apoyo y terapia, donde se intentará que éstos expongan sus traumas y se intentará realizar una reestructuración cognitiva, para que de esta forma los enfermos puedan interpretar lo que ellos ven como errores de la manera correcta.

A todos nos gustaría cambiar alguna parte de nuestro cuerpo, pero la gran mayoría nos conformamos con un buen tratamiento de estética que nos haga sentirnos mejor por unas horas. Nadie es perfecto (ni psíquica ni físicamente) y por mucho que nos retoquemos y recauchutemos, tenemos que estar contentos con nosotros, ya que al final de todo, las personas queremos a los demás por su manera de ser, no por sus medidas perfectas.