Archive for mayo, 2014

La cirugía plástica de párpados

blefaroplastia

A medida que el tiempo pasa, nuestros ojos van sufriendo cambios no deseados y la mirada se acaba volviendo más cansada o envejecida. Muchos factores, tales como la herencia genética o el daño del sol pueden acelerar estos cambios. La cirugía de párpados, también llamada blefaroplastia, ha conseguido en estos últimos años grandes cambios y progresos.

Tener los ojos cansados o hinchados también puede ser el resultado de la presencia de focos de grasa en la parte interna de los párpados superiores o debajo de los párpados inferiores. De manera que, gracias a la blefaroplastia, este exceso de piel y grasa puede removerse quirúrgicamente.

 

¿Qué es la blefaroplastia?
La intervención de cirugía de párpados consiste en hacer que los párpados superiores e inferiores vuelvan a su estado original. A veces, es mejor intervenir con carácter general o en conjunción con un estiramiento de la frente o en la cabeza y el cuello. Por otra parte, la evaluación oftalmológica requerirá una verificación para asegurarnos de que no existe ninguna contraindicación derivada de la cirugía.

¿Quién puede beneficiarse de una operación de blefaroplastia?
Pueden someterse a esta operación de párpados aquellas personas que tengan los superiores demasiado pesados, con expresión triste o forme un pliegue de piel en la esquina externa (tapa lateral).
El cirujano, así, debe explicar la diferencia que existe entre una intervención derivada de que las cejas están caídas, por lo que se hará una elevación de la frente, o una operación derivada del exceso de grasas del párpado superior, donde se aplicará la blefaroplastia.

La mayor preocupación de las personas que se someten a una blefaroplastia es que no se cambie la expresión de sus ojos. Por este motivo, los cirujanos extirpan menos piel ahora para evitar cualquier apariencia de ojo hueco mediante el fortalecimiento de las pestañas laterales que sobresalen.

 

Fuente: www.blefaroplastia.es

 

Cómo comer sano fuera de casa sin morir en el intento

Si lo que quieres es comer sano en cualquier ocasión, no desesperes. Hay maneras de comer sano cuando es más difícil, es decir, fuera de casa… A veces la hora de comer nos pilla en la oficina o de viaje de trabajo y es difícil mantener nuestra línea si estamos acostumbradas a comer sano en casa.

 Comida saludable

Puedes llevar tu comida preparada desde casa pero como una no siempre sabe si se va a dar la ocasión, lo mejor es estar preparada por si acaso…

Claves para comer bien fuera de casa

  • Desayuna bien

Si haces un buen desayuno, con yogures, fruta, zumos, cereales… aguantarás más tiempo hasta la hora de comer. Los cereales y otros nutrientes ricos en hidratos de calidad tienen una combustión más lenta que la bollería industrial, por lo que su energía se distribuye de una manera más uniforme por nuestro cuerpo. Eso te ayudará a no comer algo a media mañana.

  • Pica sólo comida sana

A mediodía es cuando se producen los mayores errores cuando queremos llevar una alimentación sana, ya que muchas no podemos evitar picar entre horas y las cotidianas visitas a la máquina de café acaban convirtiéndose en una ingesta de patatas fritas… para evitarlo, lleva siempre frutos secos contigo. Unas pocas nueces o almendras y un par de piezas de fruta pueden convertir ese rato en algo más agradable… ¡y más sano!

  • Pide comida para llevar

No siempre tenemos tiempo para preparar nuestra la comida, llevarla al trabajo, fregar los tupperes y los cacharros al volver a casa y… ¡vuelta a empezar! Considera la posibilidad de pedir comida para llevar en el trabajo. Algunas empresas como La Nevera Roja tienen en sus listados restaurantes de comida mediterránea que pueden llevarte al trabajo sana comida ya cocinada. Es una manera de disfrutar de alimentos  de calidad, sin esfuerzo y con todos sus nutrientes.

Recuerda que, si quieres comer sano fuera de casa, has de ser rigurosa y evitar los dulces, el alcohol y los carbohidratos de baja calidad. Añade también a tu vida un poco de ejercicio, siempre viene bien.

Tómatelo en serio, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

Redecorando con alfombras de cocina

Es un hecho que durante los últimos años, la cocina ha ganado muchos adeptos. En nuestros televisores han proliferado los programas dedicados a la cocina: Masterchef, Top Chef, Guerra de Cupcakes, Pesadilla en la cocina (en su versión inglesa y en su versión española), Deja sitio para el postre, Cupcake ManiacsMientras que los primeros podrían sugerir únicamente un aumento del interés por la cocina a nivel de espectador, el último pone de relieve que mucha gente se está aficionando a la cocina, especialmente a la repostería.

La cocina era hasta ahora ese lugar en el que las abuelas cocinaban las recetas caseras más ricas, recetas que las siguientes generaciones han ido olvidando; en muchas casas, la cocina era poco más que un lugar de paso, en el que se entraba para cocinar lo básico y para calentar o freír alguna comida precocinada. Con el auge de la afición por la repostería, sin embargo, las cocinas de muchos hogares han vuelto a ser un centro neurálgico de la casa, no sólo un lugar de paso.

alfombra de cocina

Si te sientes identificado con esta última situación, es probable que tu nuevo amor por la repostería te haga ver tu cocina con unos ojos nuevos. Seguramente la veas desangelada y sin vida ni personalidad; si es así, no te preocupes, porque solucionarlo es fácil. Darle vida a tu cocina es muy sencillo: basta algún cuadro o ilustración con motivos culinarios y una alfombra de cocina para darle un poco de color.

Las alfombras de cocina son elementos que no todo el mundo utiliza porque considera que son únicamente decorativos y, por tanto, inútiles. Nada más lejos de la realidad. Las alfombras de cocina son muy útiles para personas a las que les gusta cocinar (no importa qué), ya que proporcionan protección a los pies y, gracias a que son mullidas, también a tu espalda.

A la hora de comprar una alfombra de cocina, debes tener en cuenta de que la cocina es un lugar sucio de por sí, ya que al cocinar es prácticamente imposible que algo salte de la sartén y manche el suelo. Por tanto, es importante que compres alfombras de cocina que se puedan lavar fácilmente. También debes fijarte en el reverso de la alfombra: lo ideal es que sea antideslizante para evitar accidentes.

En cuanto al diseño… Elige el que más te guste y se adecue al estilo de tu cocina. Nosotros te recomendamos motivos culinarios (como estas alfombras de cocina de la casa 10×10, centradas en el café y el desayuno), aunque eso es decisión tuya.

Si has utilizado y utilizas actualmente alfombras de cocina, déjanos tu opinión sobre ellas en los comentarios. ¡Queremos conocer tu opinión!