Cómo el acido hialuronico puede mejorar tu imagen y tu salud

acido hialuronico

Seguro que has oído hablar del acido hialuronico, especialmente aplicado en el campo de la estética, pero existen muchos otros beneficios que hacen de este elemento un sujeto de investigaciones científicas con algunos interesantes resultados ya sobre la mesa. Hablamos de ello.

Qué es el acido hialuronico

En primer lugar conviene saber que el acido hialuronico es un elemento naturalmente presente en nuestro organismo, concretamente en piel, cartílagos y articulaciones. Por efecto del tiempo o de un desgaste excesivo (como en el caso de los deportistas) el acido decrece en cantidad y calidad y entonces da paso a problemas como pérdida de elasticidad cutánea, dolor e inflamación en las articulaciones… Por ello es interesante el aporte externo de acido hialuronico, de venta en farmacias. Existen distintos formatos y presentaciones que permiten aumentar la presencia de este elemento en nuestro cuerpo.

Aliado estético…

En cuanto a imagen son indiscutibles las ventajas que el acido hialuronico trae consigo, y sin necesidad de recurrir a la cirugía. Así mediante pequeñas inyecciones son muchas las personas que han corregido pliegues y han matizado arrugas, particularmente patas de gallo u otras líneas de expresión en el contorno de la boca. De esta forma las expresiones se suavizan y el aspecto rejuvenece pero de un modo natural. Y sin pasar por quirófano.


…y aliado médico

Es en este campo en el que resulta especialmente prometedor el uso del acido hialuronico. Ya se ha comprobado científicamente que las inyecciones de acido hialuronico en articulaciones (especialmente para el caso de lesiones de rodilla) desinflama, evita la fricción (producida por la pérdida de acido en el espacio interarticular) y por ello reduce el dolor, en ocasiones eliminándolo del todo. Mediante estas inyecciones las articulaciones recuperan una funcionalidad más fluída, normalizada.  

Además existen otras áreas de la medicina en las que el acido ha demostrado su efectividad neurocirugía, oftalmología, ortopedia. Y aún está por ver cuán efectivo resulta el acido hialuronico en el tratamiento de otras tantas dolencias. Así por ejemplo en la revista Nature en 2013 se publicaba acerca del acido como posible vía para combatir con mayor efectividad el cáncer, a la vez que otros estudios apuntan su papel en la lucha contra el VIH.

Son sólo algunas vías que hacen del acido hialuronico una sustancia interesante tanto para la estética como para la salud, y cuyas posibilidades aún están en desarrollo.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply