Cómo comer sano fuera de casa sin morir en el intento

Si lo que quieres es comer sano en cualquier ocasión, no desesperes. Hay maneras de comer sano cuando es más difícil, es decir, fuera de casa… A veces la hora de comer nos pilla en la oficina o de viaje de trabajo y es difícil mantener nuestra línea si estamos acostumbradas a comer sano en casa.

 Comida saludable

Puedes llevar tu comida preparada desde casa pero como una no siempre sabe si se va a dar la ocasión, lo mejor es estar preparada por si acaso…

Claves para comer bien fuera de casa

  • Desayuna bien

Si haces un buen desayuno, con yogures, fruta, zumos, cereales… aguantarás más tiempo hasta la hora de comer. Los cereales y otros nutrientes ricos en hidratos de calidad tienen una combustión más lenta que la bollería industrial, por lo que su energía se distribuye de una manera más uniforme por nuestro cuerpo. Eso te ayudará a no comer algo a media mañana.

  • Pica sólo comida sana

A mediodía es cuando se producen los mayores errores cuando queremos llevar una alimentación sana, ya que muchas no podemos evitar picar entre horas y las cotidianas visitas a la máquina de café acaban convirtiéndose en una ingesta de patatas fritas… para evitarlo, lleva siempre frutos secos contigo. Unas pocas nueces o almendras y un par de piezas de fruta pueden convertir ese rato en algo más agradable… ¡y más sano!

  • Pide comida para llevar

No siempre tenemos tiempo para preparar nuestra la comida, llevarla al trabajo, fregar los tupperes y los cacharros al volver a casa y… ¡vuelta a empezar! Considera la posibilidad de pedir comida para llevar en el trabajo. Algunas empresas como La Nevera Roja tienen en sus listados restaurantes de comida mediterránea que pueden llevarte al trabajo sana comida ya cocinada. Es una manera de disfrutar de alimentos  de calidad, sin esfuerzo y con todos sus nutrientes.

Recuerda que, si quieres comer sano fuera de casa, has de ser rigurosa y evitar los dulces, el alcohol y los carbohidratos de baja calidad. Añade también a tu vida un poco de ejercicio, siempre viene bien.

Tómatelo en serio, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply